Porqué deberíamos probar la psicoterapia

por 2 May, 20200 Comentarios

woman-at-therapy

Cuando menos una vez debemos asistir a una sesión psicoterapéutica. Todos debemos probarla. Pero, ¿por qué?

“Yo no necesito ir a terapia”. “No voy a pagar para que alguien me diga qué debo hacer”. “No tengo ninguna enfermedad”. Estas son frases que comúnmente escuchamos al mencionar la palabra “psicólogo”. Pero en realidad, estas ideas revelan los estereotipos que tenemos implantados en nuestras mentes. La psicoterapia no es exclusiva para la gente “enferma”, sino que es para aquellos que quieren enfrentar y resolver sus conflictos. Es para quienes desean cambiar sus circunstancias de vida, y saben que para hacerlo deben modificar el factor común: uno mismo.

A veces somos capaces de ocultarnos la verdad de lo que sentimos porque somos muy duros con nosotros mismos o no estamos listos para entendernos. En ocasiones podemos no querer enfrentar nuestras emociones porque nos han enseñado que son “malas”. En el espacio terapéutico nos es permitido sentir el amplio rango de emociones al que tenemos acceso como seres humanos. Aquí, tenemos permiso de sentir tristeza, enojo y cualquier otro sentimiento. No se trata de sólo ser felices, sino de integrar todo lo que ocurre en nuestro ser.

En la psicoterapia reproducimos nuestra conducta, y tener un profesional capacitado es esencial, ya que es el psicólogo quien refleja nuestros comportamientos y pensamientos, permitiéndonos observarnos desde otra perspectiva. Ningún deportista, músico o artista ha logrado alcanzar su máximo potencial sin un entrenador. Estar en contacto con un terapeuta nos permitirá entendernos y lograr la mejor versión de nosotros mismos.

Ya no tratemos de resolver problemas profundos con soluciones superficiales. Como cualquier transformación y cura permanente el resultado de asistir a psicoterapia toma tiempo. Pero de pronto será posible valorar que el entorno personal ha mejorado: la manera de relacionarse con los otros, la productividad en la vida, mayor cantidad de momentos para disfrutar, pero sobre todo, la manera en la que nos tratamos a nosotros mismos. Te darás cuenta de que te hablas con mas amor, te respetas más y sientes menos miedo. Y nuestro bienestar genera una reacción en cadena que se refleja en la gente que nos rodea.

Aprovechemos nuestra flexibilidad neurológica para mantener nuestra salud mental. En el lugar de pensar que no hay nada que trabajar, hagamos buen uso de ese tiempo para entendernos. Detectemos nuestros roles, patrones y comportamientos que nos llevan siempre al mismo resultado. Siempre es un buen momento para empezar a conciliarse con uno mismo.

Acerca del autor

Miriam Suárez

Acerca de mi:

Puedo ofrecerte escucha empática y un espejeo de ti para que te conozcas mejor y alcances tus objetivos.

Agenda una sesión en línea conmigo, consulta mi disponibilidad.

0 comentarios

Deja un comentario

20%

de descuento en tu primera sesión.